Jesús Faría (AN): «Es mentira que todo el mundo tenga que pagar el IGTF y el que lo haga es porque lo desea»

El presidente de la Comisión Permanente de Economía, Finanzas y Desarrollo Nacional, diputado Jesús Faría, desmintió las «matrices de opinión» que persiguen detener el rumbo de la estabilización y el crecimiento de la economía venezolana. “Es mentira que todo el mundo tenga que cancelar el impuesto” (a las Grandes Transacciones Financieras), subrayó.

El parlamentario cuestionó que se siembre en la población expectativas muy negativas acerca del Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), más aun cuando le hacen creer a los venezolanos que el crecimiento de la economía se va a financiar con sus escasos recursos.

Agregó que están tratando de ponerle freno a la tendencia y dinámica positiva que viene registrando la economía nacional en los últimos 18 meses. Señaló que el IGTF tiene un doble propósito: garantizar que la moneda nacional vuelva a ocupar su puesto y establecer el principio de justicia tributaria.

Añadió que el IGTF lo van a cancelar los que realicen transferencias en grandes establecimientos comerciales e instancias financieras que están preestablecidos por el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT), dado que son grandes recaudadores de impuesto. “En cambio, todo lo que sea comercio popular, pequeños negocios y establecimientos comerciales, están exentos de ese pago”, recalcó.

El parlamentario destacó que no está establecido, ni contemplada, la cancelación de impuesto del 3% a las operaciones con dólares; tampoco en las remesas de dinero que obtienen las familias venezolanas. Pero aquel que cancele ese impuesto, como consumidor, sería porque así lo desea, “porque la operación que debería realizar para evitar el pago del mismo es cambiar los dólares a bolívares previamente a la compra a realizar”.

Agregó que si la persona cancela en bolívares, estaría exenta del impuesto, siendo entonces un sistema de libre cambio que puede ser realizado en cualquier lugar. Expresó que existe una modalidad aun más sencilla, que es a través de tarjetas de debito respaldadas por depósitos en dólares, cuyo pago es en bolívares. Con este tipo de tarjetas tampoco se cancela el IGTF, puntualizó.

Faría sentenció que existen sectores de la sociedad venezolana a los que no les conviene cancelar el IGTF porque son los que ejecutan grandes y medianas operaciones financieras. “Son los que realizan operaciones en dólares en grandes magnitudes y, por supuesto, no quieren realizar esa contribución. Razón por la cual se oponen a este tipo de impuestos”, culminó Faría.

Fuente: Banca y Negocios

Envíanos un mensaje